Intentaré el día de hoy ponerme en los zapatos de los dos, porque creanme, he estado en ambos lados y entiendo los sentimientos que envuelven a cada uno.

Actualmente es cada vez más común que los comensales intenten cambiar las cartas diseñadas por un chef para convertirlas en sus gustos y antojos, pero pierden de vista algo importantísimo, cada plato está diseñado y probado para que cada uno de los ingredientes que están dentro de él, combinen a la perfección y cada sabor está pensado para atenuar el sabor previo. Entonces aquí viene esta gran pregunta, ¿los comensales podemos cambiar una receta simplemente porque no queremos un ingrediente? Para el chef, todos son ladrillos que sostienen la casa, y sin alguno de ellos, la casa se cae. Y luego viene el reclamo de parte del comensal alegando que el platillo no fue de su agrado, ¡pues no! ese platillo no esta en la carta por alguna razón, ese platillo lo acaba de crear usted en este momento, y no combina porque le cambió todos los componentes.

Los cambios no siempre son tan drásticos, a veces estamos hablando de una modificación 100% necesaria, o que el comensal se acople a ciertos platillos que hay en la carta para su condición, por ejemplo los celíacos. Pero muchas veces encontramos comensales que intentan cambiar 100% tu platillo, que si otra salsa, otra proteína, otra guarnición y muchas veces no es que el chef tenga poca tolerancia, sino que realmente es todo un proceso la creación de ciertos platillos y recetas.

Pero no crean que sólo lo veré del lado del chef, yo también he padecido momentos en los que no puedo comer cosas irritantes ya que éstas consumen mi voz por completo y muchas veces para el trabajo es muy necesaria. Así que odio cuando el chef no se pone en mis zapatos y nos mandan decir con el mesero que así es el platillo y que no pueden modificar nada. Mi pregunta aquí es, ¿qué tanto manda el chef sobre el comensal o qué tanto el comensal impone las reglas?

Primero que nada necesitamos de verdad pensar objetivamente en nuestras peticiones al chef, cambiar el platillo al 100% no es posible, es hasta un insulto a su persona, mejor hagamos nuestro platillo en nuestra casa poniendo lo que más se nos antoje y todo a nuestro gusto. Y chefs, por favor si hay algún requerimiento por parte del comensal por enfermedad o porque realmente ese ingrediente no hay forma de probarlo, tengamos la disposición de modificar un poco los platillos.

Pero para los comensales que no les gusta prácticamente nada, no comen fruta, ni verdura, pescado menos, etcétera, a veces ciertos restaurantes no son para todas las personas, así que también escojamos opciones que vayan a acorde a nuestros gustos.

Post Relacionados

¿Cilantro o perejil?

Muchas veces compramos hierbas como cilantro y perejil, que son básicos en la cocina del...

LOS 4 INGREDIENTES PATRIMONIO...

En la actualidad podemos encontrar tantos ingredientes como nuestra imaginación nos lo...

cocina molecular

Hoy en día la cocina nos sorprende cada día con diferentes técnicas e ingredientes....