Dos salsas emblemáticas de dos países que se encuentran a millones de kilómetros, tan distintas y tan iguales a la vez.

Cuesta trabajo pensar que México y la India estén tan lejos pero tan cerca a la vez, hablemos de estas dos salsas que forman parte importantísima de la cocina mexicana y la cocina india.

Ambas son salsas características de varios de los platillos más importantes de sus países, son especiosas, hechas por un conjunto de ingredientes que constituyen una salsa compleja con un sabor sin igual, las dos tienen un toque picoso, pero dulce a la vez.

El mole lo podemos encontrar de varios colores al igual que el curry, y ambos obtienen su color dependiendo de los ingredientes que se usen para hacerlos. El curry tiene pequeñas variantes, pero los más conocidos son el rojo y el amarillo. Lo mismo pasa con el mole, aunque en México sabemos que hay muchísimas variantes de mole, mundialmente el más conocido es el mole negro, rojo o verde, pero en el caso de ambos países, podemos encontrar muchísimas variantes a nivel local.

De verdad es sorprendente como ambas salsas son tan pero tan parecidas, aunque sus sabores son totalmente distintos, cada uno habla de la historia de un país, de sus conquistas, de sus tradiciones. Y sí, aunque estemos tan separados, literal al otro lado del mundo, si comparamos uno y otro, podemos ver que nuestra gastronomía, nuestra gente, nuestros colores, etcétera, son tan parecidas que ¡da miedo!

Es por eso, que si nos atrevemos a unir estas dos gastronomías, podemos obtener sabores que sorprenden y enamoran.

Post Relacionados

¿Cilantro o perejil?

Muchas veces compramos hierbas como cilantro y perejil, que son básicos en la cocina del...

LOS 4 INGREDIENTES PATRIMONIO...

En la actualidad podemos encontrar tantos ingredientes como nuestra imaginación nos lo...

cocina molecular

Hoy en día la cocina nos sorprende cada día con diferentes técnicas e ingredientes....