Entre las profesiones que más han evolucionado con el tiempo, se encuentra el cambio tan drástico de cocinero a chef. Vayámonos de regreso a los años 70´s y 80´s. En esa época el estudiar gastronomía, que no se encontraba en todas las universidades, era una cubetada de agua helada para tus padres. Un gasto absurdo en una carrera que no prometía ser lo que conocemos hoy, y que no otorgaba ningún título porque no era algo formal. Incluso no se le consideraba una profesión.
En épocas pasadas ser cocinero era algo nato, y no se tenía la necesidad de estudiar, simplemente había que ejercerla. Los conocimientos de platillos tradicionales y familiares, se pasaban de generación en generación a la persona con más sazón de toda la familia. Hoy en día un chef es una persona estudiada, con conocimientos técnicos adquiridos y creatividad para la invención de platillos, que sabe de productos, de números y costeos, e incluso puede tener conocimiento de química.

El trabajo de un cocinero en un restaurante antes era simplemente ofrecer un servicio para satisfacer una necesidad básica como es comer, donde las expectativas del cliente no eran grandes. Pero ¿qué pasa hoy en día con los restaurantes? ya no se busca satisfacer necesidades, sino lograr experiencias de vida y hacer que cada minuto que se va a destinar a estar en ese lugar, valga totalmente la pena. Aquí es donde entra el chef, la cabeza de un restaurante, y en quien , en gran parte, recae el éxito o el fracaso del mismo. La gente conoce a la estrella tras las mamparas de una enorme pared que esconde la cocina, que hoy incluso podemos ver que muchas son abiertas debido a que la estrella y figura máxima del lugar es el chef, a quien se va a rendir honores si es que logra sorprender y enamorar a los comensales con sus creaciones. Sí, hoy ya no es simple comida, actualmente se habla de creaciones, de sorprender, de cautivar.

Ahora los chefs son incluso figuras públicas, mientras que en épocas pasadas, ni siquiera se pedía conocer al cocinero, pues no tenía valor en lo absoluto, con que el lugar tuviera buena atención y comida con buen sazón, era suficiente para volver. Hoy en día la evolución ha sorprendido, incluso a nosotros que estamos dentro de este ambiente. Gracias a esto, podemos incluso conocer algún país y sus costumbres con sólo visitar el restaurante de algún chef de tal lugar. Son embajadores máximos de costumbres y sabores del lugar que representan, rescatando técnicas ancestrales para llevarlas a la mesa de los paladares más exigentes y poner el nombre de su país muy en alto.
Y esta evolución no sólo ha sido para el rango de los chefs, sino para el resto del personal de la cocina también. Hoy llamarle “pinche” al ayudante de cocina es un menosprecio total. El sous chef es la mano derecha, el apoyo más grande para un chef y a éste se le reconoce con un puesto importante y valioso, pues es quien sigue con el trabajo del chef para que éste siga evolucionando y creando nuevas cosas y su cocina trabaje al igual que si estuviera él.

La trascendencia de un chef actualmente llega al punto de ser el sueño de muchos niños. Los chefs son personas admiradas, conocidas y valoradas en todos los aspectos, el trabajo tan pesado que implica nuestra profesión se premia con estas 4 letras que hoy nos engrandecen. Ya no somos cocineros, somos chefs.

Post Relacionados

¿Cilantro o perejil?

Muchas veces compramos hierbas como cilantro y perejil, que son básicos en la cocina del...

LOS 4 INGREDIENTES PATRIMONIO...

En la actualidad podemos encontrar tantos ingredientes como nuestra imaginación nos lo...

cocina molecular

Hoy en día la cocina nos sorprende cada día con diferentes técnicas e ingredientes....

Dejar un comentario