Los quelites son uno de los tesoros menos aprovechados dentro de la gastronomía mexicana. 

Del náhuatl quílitl, que significa «hierba comestible». Se les llama así a todas las hierbas tiernas comestibles consideradas como vegetal que crecen alrededor de la milpa. Los quelites tienen muchísimos nutrientes, meterlos a tu dieta diaria te aporta muchas vitaminas y energía además de que su sabor es delicioso. También tienen altos niveles de fibra, de verdad son muy poco utilizados para lo mucho que proporcionan a la salud. 

Tenemos más de 200 variedades de quelites aunque entre los más famosos se encuentran: la chaya, el quintonil, romeritos, chepil, hoja santa, la  flor de calabaza, berros y las verdolagas, entre otros muchos. 

Incluso se ha formado un organismo el cual está íntegramente encargado de revalorizar los quelites como fuente importante de alimentación: la Red   Quelites, que desde el 2008 intenta que los quelites formen parte de la dieta diaria, para no perderlos como costumbres y base de la alimentación indígena y por todo el aporte nutricional que tienen.

Nosotros como chefs, tenemos la labor de empezar a introducirlos poco a poco en nuestras creaciones, basándonos en los nutrientes que aportan, así como  en el inigualable sabor que te dan al unir dos o tres variedades diferentes, pero sobretodo en el compromiso de rescatar algo que ha perdurado por miles de años.

Por su parte, los comensales, deben de empezar a engrandecer estos ingredientes y pedirlos donde los encontremos en el menú, así como agregarlos a nuestras comidas diarias en la alimentación de la familia, reconociendo así lo nutritivos que son como parte de una dieta mexicana.

Post Relacionados

¿Cilantro o perejil?

Muchas veces compramos hierbas como cilantro y perejil, que son básicos en la cocina del...

LOS 4 INGREDIENTES PATRIMONIO...

En la actualidad podemos encontrar tantos ingredientes como nuestra imaginación nos lo...

cocina molecular

Hoy en día la cocina nos sorprende cada día con diferentes técnicas e ingredientes....