Image
aguas de sabor inusuales

Aguas de sabor inusuales para hacer en casa

Sé que es súper sencillo preparar agua fresca en casa, el proceso es rápido y no requiere de mucha ciencia. Pero seguro que a veces nos olvidamos de todas las bebidas que podemos preparar y nos conformamos con agua de limón o de jamaica. Por eso te dejo las siguientes recetas para que puedas variar y preparar aguas de sabor ricas e inusuales.

El mejor consejo que te puedo dar es aprovechar las frutas de temporada para hacer aguas de sabor. Por eso amo México, porque todo el año tenemos una gran variedad de frutas para elegir. 

Empecemos con un agua de menta, pepino y limón para desintoxicar el cuerpo. Lo único que necesitas son rodajas de limón, rodajas de pepino y hojas de menta. Pon todo en una jarra con agua y deja que infusione. 

Otra gran opción es agua de té verde. Pon a hervir alrededor de cinco sobres o más de té verde. Vierte sobre una jarra con agua y endulza al gusto. Agrega jugo de limón y verás qué delicia. 

Para preparar agua de kiwi, piña y albahaca tienes que licuar el kiwi y las hojas de albahaca con un poco de agua. Luego hay que colar la preparación y servir con agua fría. Puedes decorar con rebanadas y hojitas de ambos ingredientes. Súper fácil y fresco. 

Aún más refrescante, ¿qué te parece un agua de tuna y menta? Licúa ambos ingredientes junto con tu endulzante favorito, cuela la preparación y refrigera. Añade hielo para que lo disfrutes aún más. 

Si se te antoja una limonada de fresa, necesitas licuar jugo de limón amarillo junto con fresas y tu endulzante favorito. Cuela la mezcla y sirve con agua fría. Te sugiero añadir unas hojitas de albahaca al vaso para que no sólo se vea más bonito, sino que sepa mejor. 

Ahora, si te encanta la de jamaica y limón, no olvides que puedes darles un toque especial añadiendo ingredientes. Por ejemplo, al agua de jamaica le puedes poner unas ramitas de romero, mientras que la de limón queda súper rica con chía. 

Al acostumbrarnos a preparar agua de sabor saludable podemos reducir nuestro consumo de refrescos en familia. Así que anímate a preparar distintas aguas de sabor. No olvides que la mayoría quedan muy bien con miel de abeja. 

Referencias:

  1. Foto: Unsplash