Image
moras

ANTI-AGING FOOD

Aunque parece que este año se nos está yendo como agua, no podemos negar que seguimos muy a principios del 2020 y como todos los años la gastronomía muestra ciertas tendencias tanto en consumo popular como en “fine dinnign”, así que quiero contarles de otra tendencia culinaria que va a tomar aún más fuerza de lo que ya tenía, y me refiero a todo lo relacionado con la cocina saludable.  

Dentro de la cocina saludable hay una corriente conocida como “anti-aging food” o cocina antienvejecimiento, que se basa en el consumo de alimentos antioxidantes que  brindan al organismo un sinfín de beneficios. 

Pero ¿exactamente para qué son los antioxidantes? Muchas veces escuchamos hablar de unos famosos “radicales libres”, que son moléculas que se producen en nuestro cuerpo como resultado de reacciones biológicas que ocurren en las células y pueden venir de elementos naturales o artificiales. En sí mismos, no son malos, pero a lo largo del tiempo pueden tener efectos negativos, pues alteran las membranas de las células y su ADN, causando enfermedades y acelerando el envejecimiento. La buena noticia es que para protegernos de la acción dañina de los radicales libres, tenemos a los antioxidantes, cuya función específica es neutralizar y protegernos de la acción dañina de ellos.  

Principalmente vamos a encontrar los antioxidantes en las vitaminas como el betacaroteno (en zanahoria, tomate, mango, melón); Vitamina E (espárragos, espinacas, brócoli, aguacate); vitamina C (en cítricos, kiwi, pimiento); flavonoides (en el vino tinto y té verde). Otros ejemplos de este tipo de alimentos son: frutas y verduras crudas, vegetales rojos, amarillos y verdes, frutos secos, ciertos aceites y cereales. Entre los alimentos más ricos en antioxidantes encontramos específicamente a los frutos rojos, la chía, goji berries, ajo, açai, uvas y chocolate negro.  

pimientos

La función saludable de este tipo de comida es la prevención del cáncer, enfermedades cardiovasculares, envejecimiento de la piel, así como enfermedades neurodegenerativas y del sistema inmunológico.  

Muchos de los alimentos que actualmente sabemos que aportan gran cantidad de antioxidantes al organismo, hoy en día son considerados como superalimentos, pues aportan algo extra como beneficio para la salud. Algunos ejemplos de éstos son la espirulina y las goji berries, pero las que vienen con más fuerza son las bayas de aronia, que suponen reemplazar a los arándanos como el snack antioxidante ideal, por su mayor aportación de antiocianinas. 

aronia berries

Pero ¡ojo! No todo se trata de consumir estos alimentos para estar a salvo. También hay que llevar una vida saludable de manera integral para prevenir y disminuir el efecto nocivo de la producción de radicales libres en el cuerpo, por lo que se recomienda evitar el tabaco, el consumo excesivo de alcohol y usar mucha protección solar.