Hendrick’s Gin y México comparten Un Mundo Raro

Publicado el
02 de
noviembre
,2019
Por am.chef

Patrocinado por: Hendrick’s Gin México

Hendrick’s Gin y México comparten una rareza que los hace únicos, ambos son ricos en originalidad y excentricismo, cada uno tiene una inusual historia. Tienen en común la peculiaridad reflejada en costumbres y tradiciones en cuanto a nuestro país e ingredientes en cuanto a Hendrick’s Gin. 

Hendrick’s, en compañía de su bartender oficial, Gerardo Hernández, mejor conocido como “La Fiera” busca celebrar la autenticidad y enaltecer México a través de la ginebra. Juntos elegimos cinco majestuosos estados de la República Mexicana para representarlos a través de bebidas preparadas con variantes de Hendrick’s Gin. La intención es que ustedes puedan replicar en casa estas recetas y desafiar lo convencional. 

Pero primero lo primero, antes de entrar de lleno con las recetas, te compartimos algunos consejos que nos dio “La Fiera” para preparar la bebida perfecta. Son sencillos pasos que puedes aplicar en cada una de las recetas que te mostraremos a continuación.

El primer tip es quitar el exceso de agua que resulta del hielo derretido antes de verter la ginebra, la tónica y la mezcla de ingredientes. Comienza todo el proceso sirviendo una generosa cantidad de hielo en el vaso de tu elección. Continúa con la mezcla de ingredientes utilizando un agitador. Antes de servir en el vaso, retira el exceso de agua para no estropear la bebida. 

El segundo tip es esencialmente dirigido a principiantes, te conviene añadir primero los ingredientes de menor costo por si cometes algún error. De esta manera, aseguras un menor desperdicio de los elementos de mayor valor y así puedes experimentar una, dos, tres y las veces que quieras. 

Es importante mencionar que la cáscara cumple dos funciones: adornar y aromatizar. Las cáscaras de cítricos contienen aceites esenciales de tipo amargo y dulce. Hay que exprimir la cáscara a 10 o 15 centímetros de distancia del vaso para que sean las notas dulces y no las amargas las que predominen. Si quieres usar la cáscara como adorno, lo más sencillo es usar un pelador, pero corta con un cuchillo cuando tu intención sea aromatizar la bebida. 

Si quieres ser todo un master, “La Fiera” sugiere aromatizar el exterior del vaso frotándolo con la cáscara para que sea toda una experiencia de sabor y olfato. La boca del vaso no se debe aromatizar porque puede dejar un sabor muy amargo. Junta tu dedo índice y medio, colócalos horizontalmente por debajo de la boca del vaso para medir dónde puedes comenzar a aromatizar el exterior del recipiente.

Un tip extra es aprovechar al máximo los cítricos a través del “Óleo Saccharum”, un proceso para extraer aceites esenciales. Para hacerlo, sólo tienes que dejar reposar la cáscara y su jugo en una bolsa con azúcar por 1 o 2 días. 

Si no tienes un medidor para preparar las bebidas, puedes usar un caballito como alternativa. 

Ahora sí, ¡a lo que nos truje! 

Veracruz:

El estado sureño, además de contar con extraordinarios paisajes y una rica cultura, ofrece una gastronomía inigualable. La cocina veracruzana utiliza el jitomate para gran parte de sus platillos y es por eso que “La Fiera” eligió este ingrediente para preparar una bebida fuera de este mundo.

Vaso ideal: Sidrero.

Receta:

  • 50 ml Hendrick’s Gin
  • 10 ml de vodka Zubrowka
  • 10 ml de Luxardo
  • 10 ml de licor de naranja
  • 10 ml de jarabe natural
  • 10 ml de jugo de limón verde
  • 10 ml de jugo de limón amarillo
  • 3 hojas de cilantro
  • 2 cuñas de jitomate

Empieza mezclando la cuña de jitomate junto con el jarabe y los jugos de limón. Añade el vodka, el Luxardo, el licor de naranja y la ginebra. Agita fuerte por alrededor de 10 segundos para que se integren bien los ingredientes y se diluya un poco el alcohol. Adorna con las hojas de cilantro y la cuña de jitomate. 

La mezcla de los distintos cítricos con el jitomate hacen de esta bebida una muy especial. No sólo es una receta fácil de replicar, sino una muy fácil de disfrutar. 

Michoacán:

Los ingredientes estelares para este magnífico estado, son, además del Hendrick’s Gin, epazote, jitomate y pepino. Después de hacer una ardua investigación, “La Fiera” eligió dichos ingredientes para representar Michoacán, pues el epazote y el jitomate son utilizados continuamente en su gastronomía. 

Vaso ideal: Sidrero.

Receta:

  • 50 ml de Hendrick’s Gin
  • 10 ml de jugo de limón amarillo
  • 10 ml de jarabe natural
  • ½ agua mineral
  • ½ agua tónica
  • 3 hojas de epazote
  • 2 cuñas de jitomate

Lo primero que tienes que hacer es mezclar el jarabe, el jugo de limón, una cuña de jitomate, las hojas de epazote y la ginebra. No utilices más de 3 hojas porque el sabor es muy fuerte y la intención es dar una nota agradable a la bebida sin que el complemento rebase a la ginebra. 

Para esta bebida se aplica lo que se conoce como “campechano”, es decir, una vez que está lista la mezcla anterior, debemos añadir mitad agua mineral y mitad agua tónica en lo que resta del vaso.

Por último decoramos con una rebanada de pepino y una cuña de jitomate. “La Fiera” nos sugiere cortar el pepino en rodajas delgadas pero de buen tamaño para que tengan mayor presencia en el vaso. 

Tabasco:

Para el fantástico estado de Tabasco, “La Fiera” propone usar la edición limitada de Hendrick’s: Midsummer Solstice, una ginebra con una mezcla de esencias florales. Nos parece la ginebra perfecta para representar un estado tan rico en flora. Es un excelente trago para maridaje y una perfecta unión de sabores. 

Vaso ideal: Sidrero

Receta:

  • 50 ml de Midsummer Solstice
  • 10 ml de Saint Germain
  • 50 ml de Prosecco (vino espumoso)
  • 10 ml de licor de naranja
  • 10 ml de jarabe natural
  • 10 ml de jugo de limón verde
  • 150 ml de agua tónica. 

El Midsummer Solstice incluye enebro y matices ocultos de azahar, resultando en una mezcla exótica inspirada en el solsticio de verano, el momento cuando las flores del hemisferio alcanzan su máximo potencial aromático. 

Yucatán:

Yucatán no es sólo la tierra de las maravillas, también es la tierra de los cítricos. La naranja es sumamente común en Yucatán y es ingrediente clave en uno de sus platillos más famosos: la cochinita pibil. “La Fiera” elige la ginebra Hendrick’s Orbium, que además de los 11 botánicos naturales que son el sello de Hendrick’s, está infusionada con extracto de ajenjo, flor de loto azul y quinina.  

Vaso ideal: Old fashioned

Receta:

  • 50 ml de Hendrick’s Orbium
  • 10 ml de licor de naranja
  • 10 ml de jarabe natural
  • 10 ml de jugo de limón amarillo
  • 10 ml de jugo de limón verde
  • ½ cucharada cafetera de axiote

Si no tienes axiote, puedes usar paprika como alternativa. La ginebra junto con la naranja y el jugo de limón le dan una personalidad única al trago. No olvides adornar con cáscara o rodaja fina de naranja. 

San Luis Potosí:

La magia de San Luis Potosí es palpable en cada uno de sus rincones así como en el sabor de su gastronomía. La manzana es un ingrediente usado en algunos platillos típicos, tales como el caldo huasteco y el guiso borracho. “La Fiera” integra este ingrediente para preparar una bebida dulce y elegante. 

Vaso ideal: Sidrero

Receta:

  • 50 ml de Hendrick’s Gin
  • 15 ml de jugo de limón verde
  • 10 ml de jarabe natural
  • 10 ml de Jerez
  • ½ de agua tónica
  • ½ de Prosecco
  • ½ manzana partida en cubos
  • 3 hojas de cilantro
  • Cáscara de pepino enrollado

La clave para preparar esta bebida y darle un sabor y aroma especial es triturar un botánico que en este caso es la manzana. Lo primero que tienes que hacer es machacar la manzana con jugo de limón. Añades el jarabe, el Jerez, el Prosecco, agua tónica y, por último, Hendrick’s Gin. Pon las hojas del cilantro y el pepino enrollado (para el cual puedes utilizar un palillo) y disfruta de un exquisito contraste.

No olvides para preparar un gin-tonic extraordinario hay que revisar la botella de la ginebra para conocer los botánicos que contiene, de esta manera, puedes enaltecer la bebida eligiendo sus complementos ideales.

El mundo de la ginebra busca un equilibrio perfecto, el secreto está en balancear los ingredientes para que ninguno se pierda u opaque al otro. Es todo un arte preparar un gin-tonic y por eso es uno de los favoritos en coctelería.