Image
Manzanas con pelador

Fruta: ¿es mejor con piel o sin piel?

Seguro has escuchado o participado en el debate de la fruta, “¿qué es mejor, con o sin piel?”. Quitemos toda duda de una vez por todas y veamos cuál es la respuesta a esta duda que a todos nos atormenta.

A ver, empecemos por una ventaja de comer la fruta sin piel. Al pelar la fruta estamos quitando todos esos pesticidas, bacterias, impurezas y gérmenes del exterior de la fruta. A veces, aunque desinfectamos, puede quedar un poco de suciedad, que nos aseguramos eliminar al pelar la fruta.

Pero, comer la fruta con piel es muchísimo más recomendable. De entrada, puedes tomar distintas medidas para asegurarte que esté 100% limpia. Puedes desinfectar, lavar tus manos, lavar la fruta con agua e incluso utilizar un cepillo especial para eliminar cualquier contaminante, especialmente en frutas más grandes.

Por otro lado, obtienes muchísimos más nutrientes con la piel que sin. Al pelar la fruta se pierde un alto porcentaje de fibra, minerales y vitaminas. No toda cáscara es comestible, eso sí, pero no es un pretexto para desperdiciar, lo que me lleva a mi tercer argumento. El trash-cooking, del que ya hablé previamente en otro artículo, nos invita a concientizar y reciclar la comida para darle otro uso. Así que cuando comas la fruta sin la piel, utiliza la cáscara para otras cosas, sé creativo e intenta dar un segundo uso, como por ejemplo, decorar platillos.

Referencias: