Parrilla ¿de gas o eléctrica?

Publicado el
04 de
julio
,2017
Por admin

Que pregunta tan complicada de responder. Si estás en este dilema te voy a explicar los beneficios de una y de otra.

En lugares donde la luz es más cara que el gas, como es el caso de México, sin duda es un punto a considerar. Incluso ya no se necesita nada de gas en la cocina pues los hornos ya pueden ser solamente de luz, el problema en estos casos, es cuando te llega el primer recibo de luz, te quieres desmayar, aunque con las celdas solares, es un punto que se puede solucionar fácilmente.

Hace algunos años, cuando en México se iba muy seguido la luz, no podíamos pensar en tener solamente aparatos eléctricos en la cocina, porque entonces jamás podríamos hacer comidas o cenas, porque muchas veces pasábamos 2 ó 4 horas sin luz.

Hoy en día todo eso ha cambiado, pues pensamos más en el bienestar de la familia y es un hecho que el gas puede ser un peligro. Siempre da miedo tener un boiler dentro de la casa , y las fugas de gas son algo con lo que hay que tener mucha precaución. Además, si tenemos niños, el fuego siempre es un tema de preocupación.

Pero, ¿qué pasa al cocinar con ellas?, ¿cuál es la diferencia entre ambas? Los chefs siempre vamos a preferir el fuego, pues es más fácil de controlar, y calienta las cosas con mayor rapidez, pero al momento de limpiar la estufa se nos olvida la importancia de controlar la flama. Las parrillas eléctricas son una belleza al intentar limpiarlas, es cosa de pasar un trapo húmedo ¡y listo! En el peor de los casos que se cayera azúcar y se hiciera caramelo, hay líquidos que con sólo aplicarlos con el dedo, la eliminan al 1oo%. En cambio con las de gas, debemos lavar varias piezas sin contar la propia estufa.

Y, ¿si queremos flamear algo o evaporar el alcohol de una salsa? En las de gas es más fácil, es cosa de ladear un poco el sartén y automáticamente se va a prender. No es que con las eléctricas no se pueda, pero hay que prenderlo con un encendedor.

Por otra parte, las estufas de gas también suelen ser un problema con las ollas, pues las flamas las ensucian y se empiezan a poner negras de la parte de abajo y quitarles eso no es cosa fácil. En cambio en las eléctricas eso no pasa.

Si todavía tienen dudas, les voy a platicar de las parrillas de inducción. Otro de los contras de las eléctricas es que tardan mucho en calentarse. Pues esta tecnología resuelve ese problema, ya que el agua tarda sólo 3 minutos en hervir, y nos podemos olvidar de las quemaduras, las parrillas de inducción no se calientan, así que el índice de quemaduras baja en un porcentaje considerable, porque aunque siempre habrá quemaduras por ollas, sartenes, aceite o los líquidos que estén dentro de ellos, serán mucho menos que con los otros tipos de tecnología. Pero como toda cosa maravillosa, también tiene sus contras, pues hay que cambiar las ollas por unas que tengan el símbolo de inducción, no todas las ollas sirven en estas parrillas. Te explico por qué, éstas calientan por medio de imanes los cuales al empezar a estimularse crean un campo electromagnético que genera electricidad y a su vez, calor. Pero si no hay imanes en las dos partes, no se calentará.

Así que con toda esta información pueden tomar una decisión de cuál es la mejor opción para ustedes.