Aceite de oliva

Publicado el
08 de
agosto
,2017
Por am.chef

Muchos me preguntan qué aceite deben de usar para las ensaladas, y cuál es mejor para freír, o si deben de usar aceite de oliva virgen o extra virgen. Pues aquí les van algunas respuestas.

El aceite de oliva es un ingrediente emblemático de la cocina española, es de origen vegetal y se forma extrayendo el jugo del fruto del olivo, éste se forma más o menos de la misma manera que el vino. Los árboles de las aceitunas, son sacudidos para tirar todos sus frutos cuando están lo suficientemente maduros, aproximadamente después de 8 meses, por lo general al final del otoño.

Según la madurez de las aceitunas, será el color de cada una de ellas, las más verdes son las menos maduras, y cuando empiezan a tomar un color mas rojizo, habla ya de una aceituna más madura. Después de recolectarse todas, son lavadas y deshojadas, de ahí pasan a un molino donde las hacen pasta, que van poniendo como en unos discos para pasarlos a una prensadora donde les extraen todo su jugo, el mismo día de su cosecha, las aceitunas son prensadas con todo y hueso y se debe de tener mucho cuidado con las temperaturas, porque estas podrían entorpecer el proceso.

Aproximadamente el 30% de lo que compone la aceituna, es aceite, y eso es lo que se debe de recuperar y lo que formará el aceite de oliva.

Algunos de los aceites de oliva son filtrados, y otros se pueden encontrar sin filtrar, lo que hará que tenga sedimentos y que su sabor será mucho más fuerte.

Este aceite, lo podemos encontrar como aceite de oliva, aceite de oliva virgen y aceite de oliva extra virgen.

El primero de ellos no ha pasado las pruebas necesarias para ser perfecto, ha debido fallar o en su sabor o en su olor, por lo que no es tan perfecto como los dos siguientes. No tiene tantas vitaminas, ni propiedades, o sea que no es el más recomendable para comprar, ni por su sabor, ni por su valor nutricional, aunque sí es mucho más barato.

El aceite de oliva virgen, es un poco más suave en sabor, pero no es tan fino como el extra virgen. A éste se le permite hasta el 2% de acidez, por lo que es un poco más acido que el extra virgen. Aunque sí aporta valores nutricionales y vitaminas, no tiene tantas como el siguiente.

El último es el extra virgen, pero empecemos por llamarlo de la manera correcta: virgen extra. Es el que menos acidez tiene, pues el máximo permitido es 0.8%, tiene un sabor más afrutado, y un olor mucho más fuerte que el virgen, es mucho más saludable que los otros dos, y también más rico tanto en sabor como en olor. Tiene buena cantidad de grasas buenas y antioxidantes que hacen bien a los vasos sanguíneos y al corazón.

Aunque el aceite de oliva al calentarse no pierde propiedades, es de los aceites que más rápido se empieza a oxidar, por lo que causará oxidación en el cuerpo.

Aparte de lo que ya vimos que aporta, el aceite de oliva en la antigüedad lo utilizaban para tener la piel de la cara humectada. Es excelente también para humectar el pelo, usándolo una vez por semana como mascarilla, y si lo mezclas con sal gruesa, harás la mejor crema exfoliante para manos y pies. ¡Pruébalo!

Foto: Yahoo