Año Nuevo Chino

Publicado el
05 de
febrero
,2019
Por am.chef

El año nuevo chino, también conocido como la fiesta de la primavera, se celebra todos los años cuando está por terminar el invierno y a punto de llegar la primavera. No sólo se celebra en su tierra de origen, China, sino que alrededor de todo el mundo se vive la emoción en cada barrio chino, que no puede faltar al menos en las principales capitales del mundo.
La celebración dura 15 días, en comparación con la nuestra que dura sólo uno. Durante este tiempo, los chinos hacen diferentes actividades que se establecen para recibir bien el año. Entre ellas, la preparación de alimentos tiene una gran importancia.
Las fiestas comienzan igual que la nuestra. La familia se sienta la noche anterior al año nuevo, para despedir al año viejo. Dos de las tradiciones más famosas de esta noche son asustar a Nián y el Shǒu Suì, en el que en la última cena del año los invitados permanecen juntos y despiertos para dar la bienvenida al año nuevo.
Cuenta la leyenda que había una bestia feroz y cruel con el nombre de Nián, tenía cuerpo de toro y cabeza de león, y habitaba en la profundidad del mar. Cuando llegaba el invierno, salía de su escondite hacia las aldeas más cercanas y devoraba y arrasaba con los animales y cultivos de los aldeanos e incluso se comía a algunos de ellos. Un buen día, al entrar a una casa Nián se asustó al ver un color rojo brillante y escuchar el fuerte tronar de los fuegos artificiales y huyó. Desde ese momento, se acostumbra poner ese tipo de colores en las casas como decoración para evitar que la bestia regrese.
La gastronomía en China es muy amplia y variada, y en el festival de la primavera se pueden degustar muchos de sus platillos más tradicionales. Algunos de ellos son:
Pescado en diferentes variedades dependiendo de las regiones, ya que al ser un país tan grande, cada región adapta las recetas a sus gustos y costumbres.
Jiaozi, que son dumplings rellenos de carne, pesado o mariscos con distintas verduras, que representan fortuna y prosperidad.
Pastel del año nuevo chino.
Entre otros muchos.
Particularmente en el sur de China se acostumbra hacer unos pastelitos dulces de arroz glutinoso conocidos como ‘niángāo’, que tienen más de 2,000 años de historia y tradición, ya que se utilizaban anteriormente como ofrenda a los dioses. Actualmente se utilizan como regalos para amigos y familiares.
Los años de la cultura se basan en su calendario lunisolar, en el que se adjudica cada año a un animal diferente que rige a las personas nacidas en distintos años. Hay 12 animales en el calendario: la rata, el buey, tigre, conejo, dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, gallo, perro y cerdo. Cada 12 años del calendario los animales repiten año lunisolar.
Ayer, nos despedimos del año del Perro y hoy se da la bienvenida a un año más del cerdo, animal que rige a las personas nacidas en los años 1947, 1959, 1971, 1983 1995, 2007 y ahora, 2019. Específicamente, este año es del Cerdo de Tierra, correspondiente a 1959 y 1983, un año de amor y prosperidad.
En la Ciudad de México las celebraciones comenzaron ayer y estarán presentes en el barrio chino del Centro Histórico, en la calle de Dolores, hasta el día 15 del mes corriente. Las celebraciones incluyen la típica danza del dragón y león chino, muestras gastronómicas, fuegos artificiales y la venta de artículos orientales.