APORTACIÓN GASTRONÓMICA DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA

Publicado el
19 de
noviembre
,2020
Por am.chef

Año con año conmemoramos esta fecha tan especial para nuestra nación y la lucha que se vivió en el país por nuestra revolución. No sólo se debe de ver como un pedazo de la historia de la patria de nuestro país, a nivel cultural e incluso gastronómico fue una época que hasta la fecha ha permeado de manera importante.

Durante la Revolución Mexicana, la canasta básica subió considerablemente de costo y eso, como el hecho de que el ejército estaba haciendo travesías largas para transportarse hacia ciertas batallas, fueron algunos motivos por los que las Adelitas, que eran mujeres que atendían al ejército, tomaron tanta fuerza y dieron importancia a tantos platillos característicos de ciertas regiones de nuestro país. 

Las Adelitas se enfocaban principalmente en encontrar insumos que fueran ricos y con un costo accesible para poder alimentar a todo el grupo. Su creatividad fue lo que hizo que el ejército pudiera estar bien nutrido durante todos sus trayectos, pues buscaban hacer preparaciones que fueran de fácil transporte y con técnicas para que los alimentos fueran mucho menos perecederos.

Muchos de los viajes que hacían eran a través de largos desiertos, por lo que necesitaban alimentos que duraran. En el norte, por ejemplo, existía una importante falta de frutas y verduras, y es aquí donde se adaptaron y se popularizó el consumo de insectos y de cactus, o sea el nopal.

Asimismo, en la parte norte del país, uno de los alimentos que más se consumía era la tortilla de harina, mientras en el norte era la de maíz. Los tacos de guisado eran un favorito por su fácil transporte y preparación. De hecho, una variante de dichos tacos son los famosos “burritos”, que se crearon en el norte con el ejército de Pancho Villa, platillo que influyó enormemente en las cocinas de Chihuahua y Coahuila y son simplemente tortillas de harina rellenas con algún guisado, justo una comida fácil de preparar y de transportar.

Entre los alimentos más consumidos durante la época encontramos los frijoles, quelites, variedades de chile, epazote, machaca, cecina, tasajo y claro que no podía faltar bebida, las preferidas eran pulque y mezcal, por su costo bajo, y claro que para calentarse en una noche fría un café de olla o un atole.

Lo más importante es que fue gracias a la Revolución Mexicana que se comenzaron a usar más ingredientes endémicos de las regiones de México, que volteamos a ver a nuestros alrededores por necesidad y encontramos muchas maravillas que hoy definen a nuestra cocina, y esto no hubiera podido pasar sin la astucia y creatividad de las Adelitas.

Los invito a este 20 de noviembre, conmemorar en esta fecha a todas esas mujeres que aportaron a nuestra gastronomía para hacer de ella una cocina mucho más especial.