Brotes, germinados y flores comestibles

Publicado el
13 de
junio
,2017
Por am.chef

Los germinados o brotes son el resultado de las primeras etapas del crecimiento de las plantas. La diferencia entre ambos es la siguiente: los germinados son el primer estado de vida de la semilla, cuando tiene raíz y tallo; y cuando empieza a crecer y aparecen sus primeras hojas, se convierte en brote.

En cualquiera de las dos etapas son súper nutritivos, ya que es el estado de la planta con mayor fuente energética, y una vez que se desarrolla, ya no tiene tanta cantidad de nutrientes. Así que es conveniente agregar germinados o brotes a nuestras ensaladas o cualquier platillo para tener una dieta con más beneficios.

ESTOS SON GERMINADOS

ESTOS SON BROTES

Para que quede más clara la diferencia que existe entre ellos, intentaré explicarla con una foto. Aquí se ve muy marcado el paso de germinado a brote:

Los brotes por sí mismos nos pueden ofrecer sabores como si estuviéramos comiendo un plato. Por ejemplo, si mezclamos un brote de cebolla, con una flor de ajo y un brote de cilantro, parecerá que estamos comiendo una salsa verde. Es realmente increíble el sabor que estas diminutas raíces nos ofrecen.

Por otra parte, las flores comestibles pueden consumirse como alimentos sin riesgo alguno. Algunas flores se comen con todo y tallo y otras como las rosas, se comen solamente los pétalos, desprendiéndolas del tallo.

Hay que tener cuidado con las flores que consumimos, porque no todas son comestibles, algunas tienen pesticidas o han sido fumigadas y si las comemos podría afectar nuestra salud.

Las flores que son para consumo, deben de haber sido sembradas y cultivadas de una manera natural sin el uso de pesticidas o herbicidas y deben ser regadas con agua limpia. Las flores, al igual que los brotes, aportan un alto nivel vitamínico y muchos antioxidantes a nuestras dietas.

Muchos creen que actualmente en la cocina se usan brotes y flores solamente para hacer más gourmet y apetecibles los platillos, incluso, muchas personas quitan de encima la “decoración” y no se la comen, sin saber que éstas nos aportan gran cantidad de nutrientes, y que su precio en el mercado es muy caro. Así que espero que después de esta gaceta, dejen de quitar la “decoración” y reconozcan sus sabores, y se dejen sorprender por ellos.