Chiles en nogada

Publicado el
18 de
septiembre
,2018
Por am.chef

Se acerca la temporada de uno de los platillos más emblemáticos de la gastronomía mexicana: los chiles en nogada. Los podemos encontrar incluso desde principios de agosto y hasta principios de octubre,  aunque lo mas común es que haya solamente en septiembre, pero al ser un platillo tan esperado, los restaurantes cada vez los incluyen antes en sus menús y retardan su salida, según empiecen a aparecer las primeras y últimas cosechas fuertes de nuez de Castilla y granada. 

La nuez de Castilla, ingrediente principal en la elaboración de los chiles en nogada, es  procedente de Europa, y aunque hoy en día ya la podemos encontrar durante prácticamente todo el año, cuando más cantidades se cosechan es en la época de otoño. Este es un ingrediente que contiene gran cantidad de antioxidantes y fibra. Su  precio puede estar entre $500 y $800 el kilo, por lo que la nogada al estar hecha de casi pura nuez, es un platillo que tiende a ser muy caro.

Cuenta la leyenda que los chiles en nogada fueron creados en Puebla por las monjas del convento de Santa Mónica, para celebrar el cumpleaños de Agustin de Iturbide en septiembre de 1821. Este platillo se inspiró en los colores de la bandera trigarante: verde, blanco y rojo, dando así lugar a esta magnifica creación, que se le conoce por ser un platillo poblano por excelencia.

 Los chiles en nogada clásicos se hacen con chiles poblanos, algunas veces los encontramos capeados y otras veces no, el relleno está hecho a base de carne molida, frutas y almendras, entre otras muchas especies e ingredientes que los hacen ser únicos y especiales. Por encima llevan una salsa que casi siempre se hace prácticamente con puras nueces de Castilla peladas, y se rebajan para hacer esta mezcla más líquida con un poco de queso, leche y en algunos casos un poco de jerez según el creador del chile.

Como bien saben a mí no me gusta basarme en lo tradicional al 100{cab47dbb8d3732e5e2a3e9a79c5f3af2c6c0fa02079ee58f12502943bbc71e32}, así que este año elaboramos un risotto en nogada. Arroz arborio cocinado en una crema de chile poblano, revuelta con el clásico relleno del chile en nogada y decorado con una espuma de nuez de Castilla y granada, dandole así el sabor de la nogada, pero con una presentación completamente diferente. Si te atreves a probarlo, estará todo septiembre en la carta de sugerencias de Aida Café. 

¡Vivamos y conservemos nuestras tradiciones, y qué mejor manera que a través de la gastronomía!

 

11.septiembre.2018