España

Publicado el
05 de
noviembre
,2018
Por am.chef

Una de las gastronomías que más ha influenciado a la nuestra es sin duda la española ya que, con la llegada de los ibéricos a nuestro país sucedieron grandes aportaciones gastronómicas que dieron pie a la creación de grandes platillos representativos como lo es el chile en nogada gracias a la nuez de Castilla, o el mole que por sus especias y la manteca del cerdo obtuvo un sabor característico tan significativo para nosotros. 

España cuenta con una de las gastronomías más ricas en proteínas: los chorizos, jamones serranos, morcillas, lomos y cerdo, entre otras, son parte de la dieta diaria de un español.

En España tuvimos la suerte de poder recorrer varias ciudades y probar platillos típicos en cada una de ellas, a diferencia de otros países donde los mejores restaurantes se encuentran en las capitales, en España hasta en el pueblo más escondido, podemos llegar a encontrar restaurantes con estrellas Michelin.  

Pero si les parece, empezaremos por Madrid. Sí, ya tengo un nuevo restaurante favorito, un lugar con el que realmente me identifiqué fue DSTAGE de chef Diego Guerrero, quien ha tenido que demostrar su amor por la cocina aun contra la voluntad de sus padres. Restaurante con 2 estrellas Michelin que busca divertir, emocionar y sorprender, y he de decir que conmigo lo logró a la perfección. Aquí probé una comida a 12 tiempos, y cada uno de ellos tuvo su identidad, sin olvidar meter ingredientes de otros países incluyendo el aguacate.

Otro en Madrid y también con dos estrellas Michelin, pero con  un ambiente muy distinto, más elegante y más imponente, es Coque. Un restaurante que, como les comentaba antes, empezó en un municipio llamado Humanes de 1,462 habitantes y que recientemente cambió su sede al corazón de Madrid. Aquí el derroche de protocolos y composiciones de platillos, te dejará con la boca abierta, un lugar puesto con  todos los manteles largos.

Dejando atrás las estrellas, pero no la calidad y sabores extraordinarios, es como llegamos a Casa Benigna, donde encuentras arroces cocinados en patella (una paellera que diseñaron ellos mismos, que es un poco más delgada para que se queme un poco el arroz). El ambiente y la comida con sabor casero, te hacen sentir en tu propia casa. 

De Madrid nos fuimos a Galicia, donde los pescados y mariscos reinan por cualquier restaurante, su frescura y sabor hacen de cualquier platillo algo irrepetible, los pulpos a la gallega, percebes y  pimientos de Padrón, entre otros, eran los platillos más socorridos por todas las mesas, al igual que el arroz caldoso de bogavante azul, un platillo que hoy por hoy me hace volver a salivar y querer regresar.  

Nuestra siguiente parada fue en un lugar que, sin duda, no podía faltar: Asturias, que con sus fabadas te hará querer ir ahí cada que pises España. Aquí no necesitas nada más que un buen vaso de sidra con unas fabes en su punto.

Finalmente fuimos a Segovia, que con sólo nombrarla, pensamos en ese cochinillo que Cándido tiene para ofrecernos, el cual parten con un plato, lo que hace de este platillo todo un show que cualquiera que pise Segovia está obligado a ir a probar.

 

6.noviembre.2018