INGREDIENTES INVERNALES

Publicado el
07 de
enero
,2020
Por am.chef

La tierra es muy dadivosa además de ser muy sabia, cada temporada nos da en sus frutos las vitaminas y minerales adecuados para nuestra salud.

Enfoquémonos en la época de frío, en estos meses las enfermedades respiratorias están a la orden del día, la  naturaleza siempre nos está dando mensajes que muchas  veces nos negamos a escuchar y empezamos a cambiar tantas cosas que tenemos a la mano, por artículos que lanza el mercado como anti-gripales, que si pusiéramos atención y escucharemos a la tierra  hablar, no necesitaríamos.

Por ejemplo, en estas épocas decembrinas la bebida más tomada es el ponche, pero ¿sabías que tomar ponche es como tomarse un Redoxon? Esta bebida típica de la temporada nos da en cada uno de sus ingredientes las vitaminas que nuestro cuerpo pide a gritos para no enfermarse, como lo son la guayaba y el tejocote que  tienen un alto contenido de vitaminas.

Los cítricos aparecen con mayor fuerza en invierno, la mandarina es un ejemplo, que nos regala un sabor único, aparte de que, al ser de la familia de los cítricos, aporta una enorme cantidad de vitamina C, que es la que necesitamos para protegernos contra la gripa.

En esta época la espinaca también  crece en cantidades impresionantes, aportándonos mucho ácido fólico. Y hablando de frío, otra de las cosas que nuestro cuerpo necesita son las grasas y azúcares que se convierten en energía para poder combatirlo, así que es una buena temporada para comer mucho salmón por su alto contenido en grasa, así como el aguacate, almendras y carnes, para poder darle a nuestro cuerpo la energía que necesita para afrontar las bajas temperaturas.

Y quiero cerrar esta gaceta enfatizando la cuestión de la temporalidad. Actualmente, por la globalización podemos encontrar prácticamente todos los ingredientes durante todo el año, ya que aunque en México estamos en invierno, en Argentina es verano, y por tanto podemos intercambiar productos y tener la variedad de ingredientes veraniegos, así como los invernales, pero lo que muchas veces no entendemos es que nuestro cuerpo necesita los nutrientes de los ingredientes de cada temporada.

Así que aprendamos de verdad a escuchar a la tierra y a nuestro cuerpo, ellos intentan todos los días mandarnos mensajes que muchas veces por lo apurados que vivimos no estamos logrando escuchar.