Kale

Publicado el
19 de
noviembre
,2019
Por am.chef

Kale es el término que se le da a este súper alimento en inglés. En realidad nosotros le llamaríamos col rizada y es un tipo de hortaliza de color verde azulado que tiene hojas enruladas y cuyo origen es asiático. Sí, es una variedad de col pero en realidad la consumimos como si fuera una prima de la lechuga, principalmente. El auge de este ingrediente data de hace pocos años y mucho le debemos de agradecer a Gonzalo Fernández, un emprendedor chileno que investigó lo suficiente para que las personas conocieran las bondades de la col rizada y que hoy sea considerada un superalimento. 

La kale, por si no la conocen, de apariencia es como si fuera una lechuga con los bordes rizaditos, esta verdura es excelente para comer en ensaladas, sopas, como guarnición, en smoothies y ¡hasta como chips!

Hoy es considerada un superalimento por su bajo nivel calórico y su gran aportación de vitaminas y minerales para nuestro organismo, pero no sólo eso. Es una fuente grandísima de hierro y de calcio, es más, provee mucho más que la carne y la leche, sorprendente, ¿no?

Este es uno de los alimentos favoritos de las celebridades, y no lo digo nada más porque algunos lo consuman por su bajo nivel calórico, sino que incluso se ha apoyado en los influencers más famosos para hacerse una gran campaña de marketing. Por todo Estados Unidos hay personas usando playeras que dicen “eat  more kale” promoviendo a que la gente lo consuma más.

Hemos llegado al punto en el que actualmente ya no nada más se promueve el consumo de kale, sino que además, debe de ser orgánica. Y aquí es donde entra Gonzalo Fernández —el chileno que les comentaba—, quien comenzó una alta producción de kale orgánica en Chile y hoy le abastece a todo el mundo.

Tenemos la ventaja de que este tipo de productos están cada vez más a nuestro alcance. Lo podemos conseguir ya en varios supermercados y simplemente tenemos que llevarlo a casa, desinfectarlo y comerlo. A mí me encanta cocinarlo al vapor por 5 minutos, y para mantenerlo siempre fresco hay que meterlo en una bolsa con papel absorbente y sacarle la mayor cantidad de aire posible para después guardarlo en refrigeración. Así seguirá crujiente por días.

De verdad es una maravilla, por su alto valor en calcio y hierro, es un excelente alimento para combatir enfermedades como la osteoporosis, artiesclerosis y lo más impresionante que he escuchado, es que por su altísimo aporte de antioxidantes, ayuda hasta a combatir el cáncer. La verdad es que es increíble lo que una buena alimentación puede hacer. 

Así que les voy a dar unos tips para introducir este alimento en su dieta diaria y así poder gozar de sus beneficios para toda nuestra familia. Puedes empezar sustituyendo tus lechugas de siempre por kale. El sabor que aporta a las ensaladas es delicioso, por ejemplo una buena ensalada griega con kale es toda una nueva experiencia, ¡pruébenla! Otra cosa que pueden hacer en las mañanas para tener energía durante todo el día es añadir kale al jugo verde, esto da mucho color y más importante aún, muchísimas vitaminas y minerales. También se puede usar como botana, haciendo chips de kale deshidratadas y añadiendo lo que quieras, como chipotle en polvo, tierra de tortilla, chile piquín, etcétera. Bueno, hasta cubiertas de chocolate blanco quedan riquísimas. Si quieres hacer una doble súper comida, cuece tu quinoa en caldo de kale, esto de verdad es lo máximo, tanto en sabor como en valor nutricional. Y también puedes dejarte consentir con una sopa de kale con jocoque.

¡Los invito de verdad a experimentar con este súper ingrediente!