Los restaurantes hoy en día

Publicado el
22 de
mayo
,2018
Por am.chef

Actualmente los restaurantes son generadores de experiencias, la gente ya no sólo va a un restaurante para cubrir una necesidad básica como sería alimentarse, sino que esperan mucho más allá de eso.  

¿Qué pasa con los restaurantes tipo sushiitto?, vemos que  cada vez hay menos gente dentro de ellos, y a su vez más motos repartiendo a domicilio. Este tipo de lugares no generan ninguna experiencia, por lo que ya no es necesario ir, pero si un domingo no quieres ni salir ni cocinar son una gran opción, y creo que a este tipo de restaurantes les pasará lo mismo que a toys r us, acabarán desapareciendo como restaurantes y simplemente harán entregas a domicilio.

Pero ¿qué pasa con los grandes restauranteros? se desviven por hacer que tu visita sea más que simplemente cubrir tus necesidades alimentarias. Todo empieza en la entrada, donde se pueden admirar decoraciones, arquitectura y flores, ese lugar en donde se gasta mucho dinero, y ¿para qué?, para atraparte desde la entrada, para hacerte sentir en casa; luego están las mesas, sillas, y todos los elementos que compiten para que  desees tenerlos en tu casa, y por lo tanto prefieras estar ahí, que en la comodidad de tu hogar; el servicio es pieza clave en hacer la experiencia inolvidable y será algo que hará que la gente quiera volver, a todos nos encanta sentirnos abrazados por las personas. Recuerdo perfectamente unas palabras del grandísimo Pepe Cuaik a un mesero: “te voy a dar un consejo, imagina que en esa mesa está tu mamá, tu papá y tus suegros, imagina que estás en tu casa. Trátalos y consiéntelos para que se sientan realmente a gusto.” Y así, este mesero se puso en su papel y la atención fue extraordinaria. ¿Qué paso con estos comensales?  hoy son nuestros mejores clientes. 

Y bueno, claro que la comida es sumamente importante, por muy bonito que sea el restaurante, y aunque tenga una atención extraordinaria, si no se sirve comida que verdaderamente valga la pena el precio que se paga, la gente no va a querer volver. Aquí entra la creatividad, hay que ofrecer platillos mucho mejores de los que podrían hacer los comensales en su casa, porque si no, al final seguirán prefiriendo no salir y cocinar para ellos.  La perfecta elaboración de los alimentos y sus cocciones es algo básico, para que los clientes sepan que jamás les quedaría igual. Otro punto muy importante es la calidad de los alimentos, esto es una parte básica y fundamental para que el cliente salga satisfecho de haber pasado ese rato fuera, pero sintiéndose como en casa. 

Qué pasaría si Domino´s Pizza tuviera mesas, ¿irían? O prefieren comerse la pizza en en el sillón de su casa con una cobija viendo la TV. 

Hoy en día, poner un restaurante requiere de mucho más. Piensen cuál es su restaurante favorito y por qué. Verán que al  final de cuentas, es porque ofrece una experiencia distinta a la que podrías vivir en tu casa. Por eso, estoy convencida de que, como actualmente la gente tiene cada vez menos tiempo de salir —razón por la cual las tiendas se están quedando vacías, pero Amazon cada vez es más usado—, los restaurantes que no ofrezcan experiencias diferentes, simplemente serán usados como servicio a domicilio para facilitar la vida de los clientes que no desean cocinar.