lossaboresdeldíadeaccióndegracias

LOS SABORES DEL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS

Publicado el
24 de
noviembre
,2020
Por am.chef

Para los que vayan a celebrar “Thanksgiving”, el día de acción de gracias, este jueves, les platico sobre la importancia de los 5 sabores principales de esta fiesta si queremos guardar la tradición, pues es un festejo que tiene importancia en la gastronomía por su esencia tan auténtica que año con año sale a relucir y además, de las cosas más importantes de la vida, es dar gracias, y más en un año como este.

El ingrediente más importante, sin duda, es el pavo, la proteína central de una cena característica para dar gracias, según lo cuenta la historia. Generalmente, el pavo se cocina al horno, en su jugo y después se porciona para que los invitados a la cena puedan elegir si prefieren carne blanca (los cortes más magros, o sin grasa) u obscura (cortes con mayor cantidad de grasa y normalmente más jugosos). Anualmente, en el mundo, se consumen alrededor de 45 millones de pavos sólo en el día de acción de gracias, ¿Lo pueden creer?

Una tradición que hasta la fecha nos llena el corazón en este día, es cuando, en Estados Unidos, el presidente le perdona la vida a un pavo y las personas lo pueden ir a visitar. Sucede todos los años. Eso sí, y se tiene que decir, el pavo es una de las proteínas más nobles que podemos comer, pues es un alimento bajo en colesterol y además se compone en 75% por agua, por lo que es bajo en calorías y de fácil digestión, entonces salvemos a los pavos, pero comámoslos también.

Un ingrediente que pasa un poco más desapercibido en esta fecha pero es igual de importante, es la nuez. Un clásico para comer en esta celebración es el “Pecan Pie”, y como todo sabor dulce, es la perfecta tarta de nuez caramelizada que se sirve como postre. Aunque a decir verdad, este superalimento no sólo va en el postre, sino que es parte del relleno del pavo, un “pie” de calabaza, dentro de una salsa o jalea y hasta para terminar un camote al horno.

Y es aquí donde nos encontramos con otro de los sabores indispensables para dar gracias, el camote. Esta raíz dulce que, ya sea en puré o en relleno, es el acompañamiento perfecto de un pavo. La simpleza del sabor de la carne del pavo combina de manera ideal con el dulzor y la consistencia pesada del camote. Ya sea morado, naranja o blanco, es un “must” para la cena en familia en este día y además, el camote es un alimento que regula los niveles de azúcar en sangre, por lo que a todos les vendrá muy bien.

Otro ingrediente dulce que usamos para acompañar los alimentos de “Thanksgiving” es el arándano. Los arándanos se suelen cocinar en jalea, dejando los arándanos reducir en agua con azúcar para bañar el resto de ingredientes y seguir aportando un dulce/acidito que será el toque perfecto para cualquier preparación. Ya es el segundo superalimento que encontramos en la gastronomía típica de esta celebración y por su alto contenido de antioxidantes es ideal a cualquier hora del día y para todas las edades. ¡A mí me encanta cada vez que tengo antojos!

El quinto y último sabor que me parece indispensable para una gran comida de acción de gracias es la calabaza, conocida como “Pumpkin”. Este ingrediente, sí o sí se usa en postres para esta fecha, el más clásico es el “Pumpkin Pie”, aunque también se hace en dulce de calabaza. La calabaza está llena de beneficios para el organismo, tiene mucha fibra, es depurativa y sólo aporta 26 calorías por cada 100 gramos que comemos.

Definitivamente una comida típica de “Thanksgiving” se puede decir que es dulce gracias a sus sabores característicos, y también es correcto decir que es deliciosa, pero no sólo eso, sino que implica un aporte nutricional enorme, llena de superalimentos e ingredientes que aún cuando quizás sean muy llenadores, nos están aportando mucho más que un simple estómago lleno.

No me queda más que decir ¡gracias! en esta semana e invitarlos a hacer lo mismo, pues ya saben lo que dicen, “Entre más agradecido seas, más cosas que agradecer te llegarán…”.