Roadtrip

Publicado el
15 de
octubre
,2019
Por am.chef

 Definitivamente, una de las mejores vacaciones que he hecho en mi vida. Si estás pensando si vale o no la pena, o si son unas vacaciones difíciles de planear, te contaré la experiencia vivida en mis 10 días sobre ruedas.

Un camper es una casa rodante, y creo que es la mejor manera de viajar, la más cómoda y práctica, pues literalmente tienes tu casa a donde vayas. Estés donde estés tienes las mismas facilidades, ya sea en el desierto, o bien en el bosque.

Para este viaje es importantísimo planear todo mínimo con 6 u 8 meses de anticipación, ya que los lugares de estacionamiento que tienen las mejores vistas e instalaciones, se llenan muy rápidamente. En Estados Unidos o en Europa la verdad es que estos estacionamientos son muy fáciles de encontrar y casi todos tienen todas las facilidades, y cuando hablo de facilidades me refiero a agua, luz, y dónde descargar tu camper. 

Algo que nos pasó, es que muchas veces no entiendes bien las instrucciones, y te hablan de muchos términos que acabas diciendo “ok” para ya empezar tu aventura, pero resulta que es muy necesario prender el regulador del camper para que se carguen las pilas, lo que es sumamente importante porque es la que abastece la luz para el refrigerador. Imaginen, la primera noche el refri no dejó de sonar porque ¡ya no tenia pila! Nosotros sufriendo porque no sabíamos si perderíamos toda la comida, sin contar el molesto ruido del “pip, pip, pip, pip, pip, …”. Y es que el generador, después de las 10 pm, no puede estar prendido por respeto a los vecinos, y pues como comprenderán, jamás volvimos antes de esa hora de nuestras aventuras, hasta que entendimos que mínimo debíamos llegar a las 9 para poder tener el generador prendido al menos 1 hora.

La comida fue indispensable para pasar 10 días mágicos, te encontrarás con unas vistas espectaculares a donde vayas, que amenizarán abrir el toldo del camper,  estacionarte y comer ahí. Así que arma con tiempo los menús de los días que vas a estar ahí y checa en qué destinos hay supermercados para no comprar todo el primer día, yo lo que hice fue dividir las compras en 2 tandas y compré todo para 5 días y después todo para los últimos 5. Puedes hacer desde cosas muy sencillas hasta dejar volar tu imaginación, incluso en muchos de los lugares a los que llegábamos habían asadores en los estacionamientos de los campes, así que era muy fácil hacer una comida espectacular. Aunque siempre puedes vivir por 10 días de comida ya preparada ya que cuentas con refri y microondas, y además también tienes 2 hornillas donde puedes calentar y cocinar.  

En un buen estacionamiento de campers debe de haber luz, agua y desagüe, no vayan a olvidar la importancia de  deshacerse del desagüe y cargar agua. Y aquí entiendes muy bien lo que es cuidar el agua, bañarse se convierte en una actividad de 1 minuto, aprendes a lavar los platos con muy poca agua… en fin, cuidas y valoras el agua de una manera increíble.

Otro consejo que puedo dar, es no cargar ropa innecesaria ya que no hay tanto espacio dónde guardar, y es mejor llevar cosas que te hagan pasar un viaje inolvidable. Por todas las puertitas de tu casa con ruedas salen gadgets, toldos que hacen que tu casa tenga terraza, y que tus planes sean cada día más atractivos. 

Y ¡disfruta! Disfruta las 8 horas de carretera, pues en cada momento tienes una vista diferente y cada una de ellas es algo único que hará que no quieras llegar al siguiente destino con tal de seguir viendo esas maravillas, donde veas que la gente se para por una foto, ¡párate! porque cada uno de esos lugares es un gran recuerdo del viaje tan increíble que viviste, además siempre hay una persona amable que te toma la foto para que salgan todos.

Y por último, ¡respira! El aire más puro que tus pulmones tomarán es en cada rincón que tu camper va a pisar. 

Esta fue sin duda una experiencia inolvidable, y a cualquier persona que me pregunta, le digo “no lo dudes, hazlo, no te vas a arrepentir”. Así que sólo me queda desearles un ¡buen viaje y felices vacaciones!