Siembra y cosecha

Publicado el
27 de
junio
,2017
Por am.chef

Hace algunos meses empecé con un plan de tener mi propio huerto, y gracias a la ayuda de Opus Terra, esto fue posible. Justo ayer encontramos el primer fruto. Una fresa divina que me provocó un sentimiento increíble: la satisfacción de cuidar un huerto hasta verlo florecer es realmente indescriptible. Opus Terra es una empresa mexicana, que monta huertos tanto en casas, como en universidades y restaurantes, lo diferente de esta empresa, es que te ofrecen plan de mantenimiento mensual y se encargan de re-sembrar, de fumigar con productos 100{cab47dbb8d3732e5e2a3e9a79c5f3af2c6c0fa02079ee58f12502943bbc71e32} orgánicos como extracto de neem, canela, berberina y hegemonía.

Actualmente existe un movimiento social muy fuerte llamado “farm to table” y la idea es muy simple: empezar a cosechar lo que vamos a consumir. Muchos restaurantes en el mundo ya lo empiezan a hacer así, tienen sus propios huertos o bien un pequeño proveedor local que les siembra y les cosecha muchos de los ingredientes de los platillos que tienen en la carta. ¿Qué se gana con esto? Sin duda la calidad será mejor y el sabor mucho más fresco e inigualable.
Los grandes productores, por cumplir con pedidos, aceleran el proceso de crecimiento de casi todos los ingredientes lo cual no te garantiza su naturalidad al 100{cab47dbb8d3732e5e2a3e9a79c5f3af2c6c0fa02079ee58f12502943bbc71e32}.
El “food traeceability” es conocer de dónde viene nuestra comida, hoy el ser humano está cada vez más necesitado de conocer qué come y de dónde vienen sus alimentos.

Ayudar y preservar productos no industrializados, ayudando a los pequeños productores, es posible gracias a muchos de los chefs que hoy en día apoyan este movimiento, que aunque los ingredientes no serán homogéneos para la presentación de sus platillos, el sabor justificará la perfección. Incluso, con esto se empieza la creación de nuevas especies que les darán ese toque único y especial a sus platos.

RABANO SANDÍA PAPA MORADA LIMÓN MANO CHANGO

Los chefs tenemos el compromiso de empezar a usar estos productos y darles la importancia que se merecen, porque sin no lo hacemos, en un futuro van a dejar de existir, porque los pequeños productores serán comidos por las grandes empresas. Destaquemos grandes ingredientes de sabores diferentes, apoyemos a estos chefs, valorando la utilización de éstos, reconociéndoselos, consumiéndolos y así estamos a su vez apoyado a estos pequeños productores.

Si les apasiona este tema, me gustaría recomendarles un libro llamado “The Third Plate”, del chef Dan Barber, del restaurante Bluehill, en Nueva York. Este chef ha ganado muchos premios, como best chef en el 2006 de los James Beard Awards. En el libro explica con pasión cómo siembra todo en su granja para pasarlo después a creaciones en su restaurante.