Image
jitomates

JITOMATE

Para empezar tenemos que entender que “jitomate” es una palabra 100% mexicana y que si salimos de aquí, nadie va a entender de qué estamos hablando. La palabra correcta en otros lados del mundo es tomate. Y es importante decir que fue gracias a México que este extraordinario ingrediente llegó a otras partes del mundo.  

El jitomate se clasifica de acuerdo a la forma, color y madurez. Como bien sabemos, esta fruta —sí, es una fruta— se usa para todo y con todo en la cocina, desde salsas, puré, para ensaladas, jugos, para hacer un gran Clamato… en fin, ¡para todo! Se considera uno de los frutos más importantes en el mundo y con justa razón. 

Empecemos a hablar de cada uno en especial porque hay muchas variedades. Por ejemplo, el jitomate bola es el que es más grande que los otros. Para ubicar este tipo fíjate en el color y forma. Sus tonos varían entre amarillo y rojo intenso dependiendo de su madurez, tienen forma de bola (de ahí su nombre) y son un poco más ácidos y carnosos que los demás. Es   el ideal para una hamburguesa, si te fijas bien, es de la forma perfecta para embonar en un bollo de hamburguesa, aunque para mí el sabor no es tan  fuerte.

Por otro lado tenemos el cherry, que tiene un sabor más dulce y su distinción principal es su pequeño tamaño, similar al de una cereza. Es una gran fuente de antioxidantes, bajo en calorías y contiene muchas vitaminas. Generalmente es el que más usamos para ensaladas y aperitivos. Tiene una piel delgada y son de color amarillo o rojo.  

tomate cherry

Luego está el roma o saladette, que es aquel que tiene forma más alargada, tipo un óvalo. También se le conoce como guajillo. Tiene un ligero sabor dulce, pulpa abundante, y es ideal para sopas, salsas y guisos. Sin dudarlo este es mi favorito porque es de un sabor único y cuando cocino con él noto cómo se potencian los sabores. 

Existe otra variedad más extraña que es el corazón de buey, con abundante sabor y aroma, es de piel fina, carnoso y tiene pocas semillas, pero no es muy fácil de conseguir, es más al ver la foto quizás te sorprendas de que no lo conocías, pero es una de las variedades más mágicas que podemos encontrar en un jitomate.

jitomate corazón de buey

Por último, hablemos del jitomate deshidratado, es decir, el tomate seco, uno de mis favoritos. En realidad es un jitomate maduro que se pone a secar para que pierda un alto porcentaje de agua. Me fascina en pizzas, pastas y ensaladas. El jitomate deshidratado intensifica el sabor de los platillos y les da un toque único. Prueba cuando tengas un jitomate muy maduro, ponerlo a deshidratar a una temperatura muy baja en el horno para que lo uses en ensaladas y notes cómo cambia el sabor.

tomate deshidratado

Ahora ya sabes, cuando escuches la palabra “jitomate”, piensa en que hay muchas variedades y ten en cuenta sus características para saber cuándo conviene usar cada uno.